CUIDADOS PRE-OPERATORIOS EN PERROS Y GATOS

Una atención esmerada antes y después de una operación quirúrgica puede mejorar muchísimo la comodidad y la recuperación de su mascota. En esta primera parte trataremos los cuidados Pre-operatorios para perros y gatos, ya que este período es tan importante como el post-operatorio, el cual trataremos en la próxima publicación.

CUIDADOS PRE OPERATORIOS PARA PERROS Y GATOS

Al igual que las personas, los animales también necesitan una preparación previa antes de enfrentarse a una operación quirúrgica.
Si planificamos este momento con antelación, podremos evitar que nuestro perro sufra cualquier complicación en su salud y que todo esté controlado dentro de nuestras posibilidades.
Las actitudes básicas que deben mostrar los dueños los días previos a la operación son responsabilidad, atención y tranquilidad.
Este estado de ánimo se transmitirá indudablemente al animal y gracias a ello, la operación quirúrgica podrá realizarse con éxito.

El dueño del animal, puede ayudar de la siguiente forma:
* Informe al veterinario de todos los problemas de salud que sepa que presenta su animal, aunque no parezcan estar relacionados con el motivo de la cirugía.
* Informe al veterinario de todos los medicamentos que su mascota haya estado tomando recientemente o bajo los que todavía sigue en tratamiento, aunque aparentemente no parezcan estar relacionados con el motivo de la cirugía.
* Asegúrese de administrar correctamente todos los medicamentos que le receten.

* No introduzca cambios sustanciales en la rutina del animal, especialmente en la alimentación, si no se lo indica el veterinario.
* Evite el contacto con otros animales que puedan suponer un riesgo de contagio.
* El día antes de la operación cepíllelo para eliminar la suciedad y los enredos del pelo.
* Intente que haga sus necesidades antes de ingresarlo en la clínica.
* Siga todas las instrucciones del veterinario. Por ejemplo, muchas veces se pide que los animales se mantengan en ayunas algún tiempo antes de la anestesia general.

Revisión veterinaria antes de la operación:

Antes de la operación, el veterinario:

Hará un repaso final de los antecedentes de salud del paciente.

Llevará a cabo una exploración física para comprobar el estado de salud del animal, especialmente del corazón y los pulmones, y revisará la zona que se va a operar.
Extraerá muestras de sangre y orina para detectar posibles enfermedades ocultas (especialmente de hígado y riñón), si es necesario.
Día de la operación
El mismo día de la operación, si damos algo de comer o beber a nuestra mascota, es fundamental informar a los médicos sobre ello, ya que podría tener consecuencias durante la intervención.
Ese día es importante llegar al centro médico con cierta antelación, manteniendo la calma en todo momento. No olvide llevar una manta opara que el animal repose después de intervención. Esto último es importante para que se recupere de la anestesia de una manera cómoda.

Fuente. ar.zoetis.com