Los animales son seres importantes para la humanidad teniendo un papel relevante en el desarrollo emocional, afectivo y psicológico del individuo, de la salud pública y la seguridad alimentaria.
En este contexto, la tenencia responsable de animales de compañía recae directamente en los propietarios y tenedores, quienes tienen la obligación de brindarles el bienestar y los cuidados necesarios para su correcto desarrollo, con el fin de mantener una adecuada relación entre el animal y el ser humano.

Para ello es preciso tener en cuenta los siguientes aspectos:

  1. Cuando decidimos adquirir una mascota es necesario tener conocimiento que estos dependen del ser humano y son los propietarios o tenededores quienes deben asegurar su bienestar y supervivencia; por lo que es necesario satisfacer sus necesidades básicas, a saber:
  • Alimentación
  • Espacio y protección de las condiciones ambientales
  • Limpieza y desinfección del lugar donde habita la mascota
  • Cuidados sanitarios
  • Cariño y respeto

Un dueño responsable nunca:

  • Abandona a su mascota
  • Permite que deambule libremente en la calle
  • Permite que se alimente de basura, desperdicios o productos sospechosos que encuentre en la
    calle.
  • Permite que se reproduzca descontroladamente conllevando sobrepoblación y poniendo en riesgo la vida de la mascota especialmente si es hembra.

Un dueño responsable evita que su mascota pueda transformarse en un riesgo para la salud de la familia, vecinos, otros animales o el ambiente.

2. A nivel sanitario son de gran importancia los siguientes aspectos:

  •  Mantener sólo el número de mascotas que pueda cuidar responsablemente.
  • Vacunar a su mascota una vez al año siguiendo un esquema de vacunación certificada y dirigida por un médico veterinario.
  • Desparasitar regularmente a la mascota según el criterio de un médico veterinario.

Adicionalmente, se recomienda la no tenencia de animales silvestres o exóticos como mascotas, debido a que se generan factores de riesgo para la transmisión de enfermedades a las personas y a otros animales. Por tal razón, las especies silvestres deben estar libres en su ambiente natural y su intervención solamente estará indicada cuando las autoridades ambientales en el tema de fauna silvestre, lo consideren necesario.

Fuente:  minsalud.gov.co